Covid-19: Fiocruz se prepara para iniciar los estudios preclínicos para una vacuna - Fiotec

Composición ilustrativa del nuevo coronavirus (autor: Mauro Campello/Fiocruz Imagens)El Instituto de Tecnología en Inmunobiología (Bio-Manguinhos/Fiocruz) dirige un proyecto brasileño a fin de desarrollar una vacuna sintética para el nuevo coronavirus (Sars-CoV-2). Actualmente, el estudio está iniciando su fase preclínica, en la cual se evalúan aspectos relacionados con la seguridad de la vacuna en un modelo animal. Se ha escogido una forma sintética para la vacuna debido a su mayor rapidez en comparación con las metodologías tradicionales, por los bajos costos de producción, la estabilidad de la vacuna en cuanto a su almacenamiento y porque no se necesitan instalaciones con bioseguridad nivel 3 para las primeras etapas de su desarrollo (siendo necesarias únicamente a partir de la fase de desarrollo preclínico).

A pesar de encontrarse en una fase acelerada de desarrollo tecnológico y de contar con resultados positivos en todas las etapas futuras, la vacuna nacional de Bio-Manguinhos/Fiocruz no será registrada antes de 2022. El proyecto de Fiocruz se suma a otras iniciativas institucionales brasileñas, que incluyen la evaluación y la discusión de diversos modelos de desarrollo y tienen como fin contribuir a la producción nacional. El Ministerio de Salud indicó a Fiocruz, a través de Bio-Manguinhos, como la institución con la capacidad de evaluar las tecnologías y establecer colaboraciones con los principales desarrolladores mundiales a fin de realizar el desarrollo clínico y la producción de la vacuna en sus instalaciones, previéndose su futura distribución en el Sistema Único de Salud (SUS).  

La vacuna sintética se basa en biomoléculas o péptidos antigénicos de células B y T, lo que quiere decir que contiene pequeñas partes de proteínas del virus Sars-CoV-2 capaces de inducir la producción de anticuerpos específicos en el proceso de defensa del organismo. Bio-Manguinhos/Fiocruz identificó esas biomoléculas mediante un modelo computacional (in silico), y las misma se produjeron mediante síntesis química y se validaron in vitro. Los péptidos se acoplaron en nanopartículas, que funcionan como una especie de “aviso” para el sistema inmunológico, activando su defensa.

En esta próxima etapa, se realizarán formulaciones vacunales con esas biomoléculas acopladas en nanopartículas para su evaluación in vivo, donde se obtendrán los primeros resultados relacionados con la inmunidad conferida al nuevo coronavirus. A partir de los resultados preclínicos, se parte hacia la fase de estudios clínicos de fases I, II y III (ensayos con seres humanos).   

Bio-Manguinhos/Fiocruz también está trabajando en un proyecto de desarrollo tecnológico de una vacuna, todavía en fase preliminar, a partir de una plataforma de subunidad, es decir, que solamente utiliza fragmentos de antígenos capaces de estimular la mejor respuesta inmunológica. Este abordaje pone a prueba diferentes construcciones de la proteína S, que es la principal proteína para la unión del virus Sars-CoV-2 a las células del paciente y es la responsable de la generación de anticuerpos protectores/neutralizantes.