El Consorcio Chagas de Fiocruz, escogido por Unitaid, cuenta con la gestión de Fiotec - Fiotec

La Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) ha sido seleccionada en la primera fase de la licitación de Unitaid (entidad ligada a la Organización Mundial de la Salud), cuyo objetivo es eliminar la transmisión congénita de la enfermedad de Chagas en países endémicos de Latinoamérica. El Consorcio Chagas está coordinado por el Instituto Nacional de Infectología Evandro Chagas (INI/Fiocruz), y cuenta con la colaboración de otras unidades de la Fundación y universidades federales brasileñas, así como del Ministerio de Salud y organizaciones no gubernamentales.

El proyecto incluye actividades programadas en Bolivia, Brasil, Colombia y Paraguay, y actuará durante cuatro años con acciones divididas en dos ejes: el primero se basa en la realización de un estudio para la implementación en los municipios objetivo del proyecto en los cuatro países, que se desarrollará a fin de mejorar el acceso y la demanda de los servicios existentes orientados a la enfermedad de Chagas; el segundo, por su parte, buscará el desarrollo de herramientas prácticas para el diagnóstico y tratamientos innovadores en la lucha contra la enfermedad.

Dirigido por la investigadora del Laboratorio de Investigación Clínica para la Enfermedad de Chagas del INI/Fiocruz, Andréa Silvestre, el desarrollo técnico del proyecto estará bajo la responsabilidad de la Fundación, mientras que Fiotec figurará como "lead organization en lo relativo a la gestión administrativa, financiera y logística del consorcio", explica Thaissa Takamoto, analista del equipo de Iniciación de Proyectos de la institución. "Así pues, cabe a Fiotec centralizar la gestión del proyecto para Fiocruz, así como para los países e instituciones participantes, principalmente en los informes que deben realizarse para Unitaid".

Actualmente, el proyecto se encuentra en su segunda etapa, la llamada Grant Agreement Development (GAD), que incluye una serie de reuniones para la producción de documentos, informes, envío de documentación institucional y elaboración de un pre-proyecto, que funcionará como una especie de proyecto piloto. "Esta etapa durará algunos meses, hasta que se firme el contrato y se inicie de forma efectiva la ejecución del proyecto", aclara Thaissa.

Desde la presentación de la propuesta a Unitaid, seguida del envío de la documentación institucional para el cumplimiento de las exigencias de la entidad proveedora de fondos, Fiotec se dedica al proyecto movilizando a sus departamentos financiero y de logística internacional, además de a los propios equipos de Proyectos.

Con información del portal de Fiocruz.