Fiotec apoya un proyecto para reducir las tasas de mortalidad infantil - Fiotec

Muchas mujeres embarazadas enfrentan en todo el mundo la falta de acceso a los sistemas de salud y a una atención prenatal de calidad que asegure su salud y la de su bebé. Las complicaciones de la prematuridad están entre las principales causas de mortalidad infantil en todo el planeta, por lo que saber reconocer cuanto antes que un bebé ha nacido prematuro y necesita cuidados especiales puede evitar diversas enfermedades en la infancia y a lo largo de la vida adulta. En este contexto, investigadores brasileños patrocinados por Fiocruz y Grand Challenges Canada pusieron en marcha en 2015 una iniciativa llamada “Preemie-Test”.

Centrándose en escenarios de recursos limitados, que es donde se dan al fin y al cabo más nacimientos prematuros y, al mismo tiempo, donde la incertidumbre en cuanto a la cronología del embarazo resulta un desafío, el proyecto buscó poner a prueba una nueva tecnología que puede indicar la edad gestacional de un recién nacido en su primer día de vida en casos en que no se conoce o los datos son imprecisos.

Fiotec apoyó directamente la gestión de los recursos nacionales e internacionales que hicieron posible el estudio de prueba de los equipos. “Ese apoyo se dio a través de orientaciones, el análisis y el control de lo planificado y lo realizado, con integración entre financiador e investigador, así como brindando apoyo a los becarios que realizaban estudios en Brasil y en Mozambique, adquiriendo material y administrando la ejecución financiera, además de realizando un seguimiento del cronograma de investigación, garantizando así que el proyecto se mantuviera en la senda correcta”, explicó Semiramis Alves, analista de proyectos de ejecución internacional de Fiotec.

Resultados de la nueva tecnología

Según Zilma Reis, médica obstetra y coordinadora científica del proyecto, el equipo médico “Preemie-Test” funciona de la siguiente manera: toca la dermis del bebé durante unos segundos y captura la madurez de la piel por medio de la interacción entre la luz que emite y los componentes biológicos del tejido. A continuación, el operador introduce algunas variables clínicas, como el peso del bebé al nacer, y un algoritmo de inteligencia artificial calcula la edad gestacional aproximada, es decir, la duración del embarazo.

Un estudio realizado en cinco hospitales brasileños con 781 bebés recién nacidos mostró que 91 de cada 100 bebés fueron clasificados correctamente como prematuros o no prematuros gracias a esta nueva tecnología. Otro estudio llevado a cabo de manera conjunta por hospitales brasileños y mozambiqueños analizó a 305 bebés recién nacidos de un grupo especial llamado “de bajo peso” (con menos de 2,5 kg al nacer). En estos casos, los riesgos de complicaciones graves aumentan en comparación con los demás. El resultado mostró que el Preemie Test detectó el 96 % de los bebés prematuros.

La tecnología se ha ganado el reconocimiento de la Organización Mundial de la Salud como una tecnología emergente para escenarios con recursos limitados. “Además del test, la aplicación Preemie Care informa al usuario sobre los cuidados que el bebé necesita tras el nacimiento utilizando recomendaciones con base científica reconocidas por la OMS, que se transmiten en forma de imágenes y con frases objetivas fáciles de entender. Está disponible de forma gratuita en las tiendas de aplicaciones”, indicó la coordinadora del proyecto. 

Para saber más sobre el proyecto, haz clic aquí.